Botella permitirá convertir grandes edificios públicos en oficinas y tiendas

05.06.2014

El nuevo plan urbanístico de la capital Española se encuentra en fase de discusión pública luego de haber sido difundido en Noviembre. Plan Urbanístico que pretende cambiar el uso permitido en varias zonas de Madrid de “dotaciones públicas” a “uso económico o lucrativo”.

Son 146 las unidades afectadas por la nueva normativa, que sustituirá a la aprobada en 1997, de las cuales varias son entidades pertenecientes a la Comunidad de Madrid o el Gobierno Central. En todas ellas se podrán construir o rehabilitar la edificación ya existente obteniendo como resultado oficinas, hoteles y comercios, entre otros.

El objetivo propuesto por Ana Botella es evitar una pérdida de valor en inmuebles que están en desuso y puedan explotarse consiguiendo beneficio al ubicarse en zonas céntricas de la capital. La única condición para la adquisición, es la cesión, por parte del inversor, de la superficie equivalente para uso dotacional en otra zona, de forma que se mantenga el equilibrio urbano, además de abonar un suplemento en suelo, superficie o efectivo.

Los sectores críticos no tardaron en reaccionar, alegando una desamortización que enlaza con la privatización de los sectores públicos. Además critican la destinación de la venta a unos pocos inversores con carácter de “Fondos Buitres” con la condición de seguir ocupando el inmueble en régimen de alquiler, cosa que resulta más cara que la venta en los años siguientes.

Por lo tanto, una vez aprobado el nuevo Plan Urbanístico, se deberán solicitar las licencias para cambios de uso que darán libertar dentro de lo permitido, y únicamente se exigirán nuevo estudios en caso de realizar cambios que produzcan un impacto fuerte para la ciudad (ej: pasar de oficinas de la administración pública a centro comercial).


Fuente: El País

Más noticias del sector en CERTECNIC