Las casas usadas se venden más por su mayor oferta y precios más bajos

14.02.2014

Fuente: Cinco Días
2013 tenía pronostico de no ser un buen año en cuanto al sector inmobiliario se refiere, y todos ellos se han cumplido, ya son seis los años desde el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, luego de pasar meses en los cuales se preveía una recuperación.

A día de hoy apenas se realizan 40.000 viviendas anualmente, cifra muy por debajo del pico de licencias de nueva construcción registradas antes del estallido (aproximadamente 870.000 en un solo año), por lo tanto se construye un 4,6% de lo que se solía construir.

En cuanto a la venta, y como muchos han calculado, el descenso en precios de viviendas ha llegado hasta el 40% y 50%. Además, únicamente se vendieron 3111.414 viviendas durante el año pasado, menos del 50% de viviendas que se vendían en la “buena época” (pico de 775.300). Es decir, donde antes se vendían 2,5 viviendas, ahora apenas se llega a 1.

Por otro lado, se observa una clara diferencia entre la compra de obra nueva y vivienda de segunda mano (más del 50% son de segunda mano). El principal motivo se debe a la gran oferta de este tipo de inmuebles y del aislamiento en cuanto a ubicación de la obra nueva, alejada de los núcleos urbanos y a una distancia importante de los principales servicios.

Como principal solución ofrecida, está la abertura de financiación para la clase media española, aquella que a día de hoy ve más factible el alquilar una vivienda que comprarla, principalmente por la incertidumbre laboral y el escás de sueldos.
 


Más noticias del sector en CERTECNIC