El IPC ya no es aplicable en la renovación de los arrendamientos

24.04.2015

 El 31 de marco de 2015 ha entrado en vigor la Ley 2/2015, de 30 de marzo, de desindexación de la economía española.

Hasta la fecha, en los contratos de alquiler se seguía el criterio de actualizar la renta anualmente en función del IPC. Siguiendo el criterio de aplicación en otros ámbitos en materia económica y buscando representar un mercado más competitivo, se justifica que en la ley que no se debe aplicar por no tener correspondecia, la variación en los índices de precios sobre este tipo de contratos. 

Concretamente indica que "(...)tal mecanismo genera efectos perversos. La indexación está en el origen de los denominados «efectos de segunda ronda». Cuando el precio de un bien o servicio aumenta, los índices de precios como el IPC suben, y esto supone un aumento automático en el precio de otros bienes simplemente porque están indexados a este índice. Ocurre así que un aumento del precio del petróleo o de un alimento encarece, debido a su impacto en el IPC, el precio de bienes cuyos costes de producción no tienen una conexión directa con esos dos bienes.(...)"

El conocido índice IPC queda desde la fecha sustituido por uno nuevo denominado Índice de Garantía de Competitividad, el cual incluye dentro de su cálculo el Índice de Precios al Consumo armonizado (de España por un lado y de la zona Euro por otro). Por Ley, el índice debe ser publicado mensualmente por el INE 

El índice será de aplicación en aquellos casos en los que las partes lo hayan convenido de dicha manera en el contrato (para contratos celebrados a partir de la entrada en vigor de la presente ley)