Opinión - El propietario de un Informe de Tasación

30.09.2015

En ocasiones se ha reclamado por parte de un particular, copia del informe de tasación redactado para la tramitación de un préstamo hipotecario que finalmente, no se llevó a cabo.
Ha existido la práctica habitual por parte de las entidades de crédito de solicitar a instancias de su cliente, el informe de tasación a la Sociedad de Tasaciones homologada por las mismas , entre otras cosas, en aras de agilizar el trámite. Con todo, es al cliente a quien se le repercuten los costes de estudio de la operación y si la misma no se lleva a cabo, es lógico que se le deba hacer entrega del original del informe.
El problema principal de dicha entrega radica en el hecho que, dentro de todo informe de tasación para finalidad hipotecaria, existe un documento concreto denominado Certificado de Tasación.
El documento es único y cuando se ha hecho entrega del mismo a la entidad solicitante, no se puede emitir copia de este (salvo que se indique expresamente que es precisamente eso, una copia). Aquí es donde radica el problema de la entrega de un original a un titular de tasación, cuando ya se ha realizado la entrega a la entidad solicitante.

El 21 de enero de 2015 se publicó la Ley 20/2014 de 29 de diciembre del Código de consumo de Cataluña (BOE), donde se establece en su artículo 262-5, apartado 2 que, 

"El prestamista debe entregar a la persona consumidora una copia del informe de tasación si la operación llega a formalizarse, o el original del informe en caso contrario"

Quedando pues regulada la manera de cómo proceder.